Hace poco leí algo así como “Quejarnos constantemente por lo que no tenemos promueve la carencia, el agradecimiento por lo que tenemos atrae abundancia.” Abundancia, una de mis palabras favoritas, mi pensamiento diario. Desde pequeños hemos escuchado una y otra vez frases como:

“Nosotros no podemos permitirnos eso.”

“El dinero hace malas a las personas.”

“Ese es un niño caprichoso de papá que no ha trabajado en su vida.”

“Soy pobre pero honrado.”
Todas estas declaraciones y afirmaciones con las que hemos crecido, nos han hecho, sin ser conscientes, un pequeño favor. Y es que, ¿acaso hay alguien que quiera vivir en la escasez, la miseria o la limitación?
No es el dinero lo que hace malas a las personas, lo que no es sano es el no tener una buena relación con el, esto es algo muy diferente. No está reñido el ser una persona humilde y honrada con tener un montón de ceros en la cuenta bancaria, aunque nos empeñemos en que sea así. Hablo del dinero pero llevemos esto a todos los ámbitos de nuestra vida: salud, relaciones personales, trabajo… etc.
Si yo personalmente tuviese que ponerle nombre al peor enemigo de la abundancia, lo llamaría envidia. El sentimiento de envidia es la forma más evidente de dejarle claro a nuestra vida que no queremos algo que realmente ansiamos. La abundancia crece donde hay agradecimiento, donde no hay un deseo insaciable de poseer algo llamado apego. La abundancia es nuestro estado natural. Y lo más importante de todo, la abundancia es el tomar conciencia de que somos merecedores.

En el post de hoy os traigo una pincelada de color, la primavera se asoma y nos lleva la delantera  ¨la vie en rose¨endulzaros por este tono en toda su gama de tonalidades: fucsia, pastel, chicle, empolvado, nude… Tu le das la forma ahí tienes el color.

Feliz inicio de semana 🙂

Con amor Daniela

Abrigo corte masculino rosa -Bershka

Jersey amarillo – Mango

Jeans – Zara

Fotógrafo: Sergio Nieto

www.sergionieto.es

54

Artículos Relacionados

1 Comentario

Responder

Qué fotazas! Me encanta el jersey?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *