Querida yo del futuro, Quiero que inviertas un poco de tu tiempo en mí. En ti.

Así que túmbate unos 3 minutos y deja de hacer lo que estás haciendo. Anda, escúchame.

Seguramente estás escuchando esto y no recuerdas cuando lo escribiste. O sí. Nuestra memoria siempre ha dependido de nuestras ganas por hacer algo. Pero hoy quiero pensar que algún día, me lo vas a agradecer. No sé cuando ni con quien estarás escuchando esto pero quiero preguntarte algunas cosas. De hecho, lo necesito.

Quiero que recuerdes las ganas de viajar que siempre tuviste. Y que te preguntes si has viajado y conocido todos los rincones que siempre quisiste ver.

Que tu enfoque diario sea Dios el siempre está y sin importar cómo tú estés.

Quiero saber si has aprendido a parar el tiempo en los momentos que debe ser parado. A quitarte el reloj. A sentir que el tiempo pasa al tempo que solo tú puedes marcar.

Que eres la dueña de tu vida. Que no has dejado que te pisaran, que te hicieran olvidar tus sueños, o cambiar tus metas. Dime que nadie te ha privado de hacer algo que amas. Necesito saberte feliz.

Necesito saber que has amado con intensidad. Necesito saber que te han amado de verdad. Algo así como el siempre nuestro. 

Supongo que no hace falta que te recuerde las ganas de escribir y leer que tenías. Ojalá sigan. Ojalá hayas leído tantos libros como palabras hayas escrito. Ojalá nunca se te cansen los ojos. Ni las manos. Ni los pies. 

Dime que estás respirando aire fresco. Dime que estás dejando que el viento te acaricie. Que siempre fuiste alma salvaje.

También quería preguntarte por nuestra abuela Ojalá no eches de menos su risa. Ojalá la suya sea la melodía que más recuerdes. Y sus abrazos sean los únicos culpables de que te rompas.

Y como estoy preguntona, te pregunto por papá. Y por mamá y nuestros hermanos. Espero que sean felices de verte feliz. Como siempre. Ah. Y no te preocupes por tus cicatrices y tus arrugas. Pues son señal de que has vivido. Siéntete orgullosa de ellas y no las escondas que no hay nada más bello que ver que te sientes segura.

De ti. De mí.

Querida yo del futuro, ahora repite esto conmigo: Me quiero.

Con Amor Daniela

_

Deseo con amor que disfrutéis de este post, y agradecer la colaboración a la tienda la pomada por dejarme esta preciosa bicicleta. Me enamore de ella nada mas verla y es difícil porque hay tantas… Las hacen ellos, y son totalmente personalizadas si así lo requieres. Pero aun así incluye el servicio de alquiler, ya sea para cualquier ocasión; boda, cumpleaños, baby shower… etc  Os dejo por aqui su web www.lapomadabikestore.com

Camisa Vichy Pull and bear

Jeans Volantes Zara

Pamela detalle lazo Stradivarius

Zapatillas acordonada Bershka

Fotógrafo: Sergio Nieto

www.sergionieto.es

 

23

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *